El Portal de las Consultoras al servicio de la Empresa

Mini Cursos: Comercio electrónico:

Herramientas de e-marketing. Publicidad en Internet. Catálogos Virtuales. Tiendas en la Red.

Inicio


Buscar Consultora


Alta en Guía de Consultoras


Newsletter


Artículos


Mini Cursos


Libros Resumidos


Dinámicas Grupales


Publicidad en RedConsultoras


Franquicias y Asociación


Contáctenos



Sitios Recomendados

   CoCrear 
   Ser Humano y Trabajo
  Revista Ser Mejores
 


Mini Cursos
Comercio electrónico - Parte 5

LOS CATALOGOS VIRTUALES:

Si Ud. es un empresario, hágase las siguientes preguntas:

  • ¿Pueden mis clientes preferir a la competencia por tener sus catálogos en Internet?

  • ¿Pueden aumentar mis ventas y disminuir mis gastos al incursionar en Comercio Electrónico?

  • ¿Cuánto me cuesta no tener mis productos o servicios en la Red?

  • ¿Tengo una buena y efectiva presencia global?

La manera como se manejen las respuestas a estas y otras preguntas, van a definir el futuro de su negocio.

En la actualidad fabricantes y distribuidores han encontrado que la publicación de catálogos virtuales de productos y servicios en Internet es uno de los mejores canales comerciales de difusión en el mundo.

Ofrecen al visitante un escaparate con distintos productos o servicios a mostrar, todos ellos agrupados por secciones y con buscador propio. Además se facilita un área de administración en el que usted mismo puede actualizar, modificar o eliminar los productos con mucha facilidad, pudiendo estar siempre su catálogo actualizado. 

Es un medio del que pueden obtener grandes beneficios, desde el poder acceder a nuevos mercados hasta reducir sus gastos operativos que genera la atención de su cartera actual de clientes.

Sin importar fecha, horario o zona geográfica los clientes y prospectos pueden conocer, en el momento que así lo requieran, los productos que se encuentran publicados en el catálogo virtual de la empresa. Aprovechando la capacidad multimedia de Internet, la calidad de los catálogos se enriquece con la integración de textos, imágenes, animaciones y videos que permitan mostrar todas las características de los productos y los beneficios que pueden obtenerse con su utilización.

A diferencia de los medios tradicionalmente utilizados hasta ahora para la distribución de catálogos impresos o digitales, los catálogos virtuales no quedarán obsoletos cuando se efectúen cambios en la línea de producto ya que pueden modificarse fácil, rápida y tan frecuentemente como sea necesario, con la seguridad de que todas las personas que los consulten inmediatamente después de que se realicen los cambios accederán a información actualizada.

De esta forma, las empresas proveedoras se evitan la necesidad de generar constantemente catálogos con tirajes limitados, cuyos costos de reproducción y distribución son tan elevados que habitualmente se limitan a integrar información genérica de la línea de productos que se ofrecen a fin de realizar una promoción básica que capte el interés del mercado. Para proporcionar detalles, características y precios de cada producto deben contar con personal suficiente, exclusivamente dedicado a proporcionar atención individual personal o telefónica a cada una de las personas interesadas en adquirirlos.

Así, además de eliminar los costos de reproducción y distribución de catálogos tradicionales, los catálogos virtuales permiten incrementar la productividad de los agentes y ejecutivos de ventas, ya que muchos clientes y prospectos pueden encontrar por sí mismos toda la información que requieren y completar formularios en línea para solicitar mayor información e incluso efectuar sus compras directamente desde el Web si se ha establecido un sistema transaccional para la realización de compras electrónicas. Otro uso que le puede dar a su catálogo virtual es el de servir de catálogo para sus viajantes y vendedores, sobre todo en empresas donde las muestras son difíciles de transportar.

Día a día es mayor el número de empresas que están complementando o sustituyendo por completo herramientas de venta tradicionales con la creación de catálogos virtuales en el Web y, sin lugar a dudas, con el paso del tiempo llegará a convertirse en un elemento indispensable en el marketing mix de cualquier institución comercial, de la misma forma como el uso de la fotocopiadora o el fax se ha vuelto imprescindible en cualquier oficina.

De acuerdo con los requerimientos de cada cliente, el Catálogo Virtual puede incluir un sistema de administración que permita actualizarlo directamente por el propio usuario, o bien puede establecerse con la empresa proveedora un programa de mantenimiento y actualización que garantice su vigencia en forma permanente.

El catálogo virtual reduce los costes comerciales de la siguiente forma:

1.      Menos coste que un catálogo en papel.

2.      Menor coste en atención de personal a clientes.

3.      Utiliza menos recursos que el teléfono o el fax.

4.      Actualizado en segundos.

5.      Mucho más efectivo que cualquier otra publicidad.

Gracias a las cualidades que presenta este producto. el cliente podrá realizar acciones comerciales que antes era imposible hacer, como enviar 1.000 ofertas en segundos. Como nuevo canal rentabiliza el actual y luego se convierte en un canal propio.

Pero no todo se reduce a reducir gastos a la empresa, también tiene otras ventajas para la empresa y el posible cliente de la misma:

1.      Acceso global: la posibilidad de que millones de personas puedan acceder a la Red, encontrando la mayor variedad de productos, servicios e información, con libertad de horario para el cliente.

2.      Interactividad: ya que el flujo de comunicación es bidireccional, permitiendo a la empresa ofrecer un servicio post-venta para satisfacer más fácilmente al cliente.

3.      Intimidad para el usuario: que le permite la búsqueda de información y productos lo que permite una mayor especialización de grupos y personas.

4.      Gestionado y actualizado por la propia empresa de manera flexible y dinámica: se puede mostrar una oferta de productos en cada momento, totalmente actualizada, evitando así quedar obsoleto.

Hay que superar las barreras existentes hoy en día para el desarrollo del comercio electrónico: la confianza del consumidor final. Para ello, se dotará al Catálogo Virtual de utilidades de interactividad como el  chat, foro, videoconferencia, etc....

 

Tener un Sitio Web en Internet no es sólo tener "una página". Tener un Sitio Web en Internet implica que su empresa ha comenzado a transitar por la vía de comunicación e información más grande y más moderna del mundo. Significa que su empresa ha dado el primer salto para poder decir, "sí nuestra empresa está en Internet".

Los Sitios Web pueden ser de diversos tipos: Institucionales, Comerciales, de Servicios, de Información, etc. Siempre hay que adecuar la estructura del Sitio a sus necesidades e inquietudes. Cuando Ud. decide llevar su empresa a Internet debe tener en cuenta cuál será la utilidad de este Sitio. Un Sitio Web puede ser usado para promoción de productos, para mostrar la imagen institucional, por estatus, para ampliar la red de servicios de sus clientes, etc.

La diferencia entre un Catálogo Virtual y un Sitio Web es la siguiente:
Mientras el Sitio Web informa y nutre al navegante de Internet sobre las bondades de su empresa, el catálogo virtual incluye el mecanismo por el cual los artículos son mostrados es mediante un acceso a una Base de Datos Remota, que es la que contendrá los datos e imágenes de sus productos, teniendo así una enorme versatilidad a la hora de modificar, dar de alta o baja productos del catálogo virtual.

Mediante Internet es posible transportar todo tipo de información, inclusive información extraída de Bases de Datos Remotas. Este proceso consiste en almacenar Bases de Datos en un Servidor para luego, mediante programas residentes en el mismo acceder a sus datos y poder presentarlos a través de un navegador estándar de Internet (Microsoft Explorer, Netscape Navigator, etc.).

Con los permisos adecuados, es posible asimismo no sólo acceder a los datos sino modificarlos desde el mismo navegador teniendo niveles de seguridad controlados con nombres de usuarios y claves, si el caso lo requiere. Esto hace posible que sólo tengan acceso a determinada información aquellas personas que cuentan con la autorización del empresario según niveles jerárquicos, como accesos a Contadores Estadísticos (libros de visitas), fichas de productos, estado de pedidos, herramientas de personalización del catálogo….

“Es nuestra meta lograr un producto que lo ayude en la elaboración, venta o promoción de sus propios productos o servicios. Que pueda incrementar su clientela o afianzar la que ya posee con mejores y nuevos servicios”.

Los Catálogos tienen un formato típico a los catálogos en papel. Incluso, una vez que se domine el Catálogo, podremos activarlo como tienda en la mayoría de los casos. Por ello, en nuestra descripción, en algún momento usaremos la palabra “tienda” para referirnos a los catálogos, ya que comparten un gran número de características similares.

Los  Catálogos Virtuales tienen dos aspectos:

·        El Catálogo Virtual abierto al público.

·        La Trastienda, donde el responsable del Catálogo lo  mantendrá y actualizará los productos que ofrece a sus clientes, controlará las visitas recibidas, etc...

El formato del Catálogo suele constar de las siguientes partes principales:

·        Cabecera: donde se incluirá el logotipo del comercio, un texto, la fecha , y una botonera con las opciones “Contactar”, y “Acerca de”...

·        Lateral izquierdo: se incluirá un menú con los enlaces a portada, novedades, ofertas, buscador de productos, mapa de familias o categorías de productos, lista de categorías y familias, y enlaces a otros servicios (páginas de libre contenido).

·        Lateral derecho: incluirá los cuadros de recomendar la web, suscripciones de clientes, cuadro de ofertas y cuadro de novedades.

·        Zona central o de contenidos: es la zona dedicada a presentar la información de cada página, es decir, los productos ofrecidos.

·        Pie: incluirá un menú de acceso a la portada, ofertas, novedades, contactar, y acerca de...(presentación de su empresa).

La portada es la página más importante del Catálogo, ya que es lo primero que visualiza el usuario al entrar en el mismo, por ello, se os ofrece la posibilidad de personalizarla con titulares de bienvenida, y de colocar los productos más destacados (escaparate).

Los productos se clasifican en categorías y/o familias, subfamilias y productos, pudiendo por tanto crear desde sencillas clasificaciones hasta clasificaciones verdaderamente complejas de varios niveles. Además, el mapa de categorías o familias, permite visualizar en forma de árbol la clasificación de categorías o familias de los productos del catálogo, y  acceder rápidamente a los mismos simplemente pulsando sobre dicho enlace.

Ficha de producto:

·        Cada producto admite multitud de campos que permiten definirlo perfectamente : referencia, familia, nombre, descripción, descripción detallada, precio, peso, y otras propiedades configurables, como pueden ser colores, tallas, etc...

·        Puede tener asociadas imágenes: unas que aparecen junto a la descripción del producto y otras para verlo con más detalle en una ventana flotante.

·        Se pueden asociar ficheros a los productos para permitir descargarlos desde la web, por ejemplo para descargar libros, manuales, planos, imágenes, etc...

Tanto las familias como los productos tienen la característica de poder ser activados o desactivados. Esto permite quitar o poner temporalmente una familia o producto del catálogo sin tener que eliminarlo del mismo, por causas como falta de stock, retirada temporal del producto, actualización de su ficha, etc...

Los Catálogos permiten además:

·        Poner en evidencia el precio de ciertos productos, visualizando un tachado en el precio antiguo, y presentando a su lado el nuevo precio ofertado.

·        Destacar los productos poniéndolos como novedad.

·        Mostrar los precios en dos monedas diferentes.

·        Mostrar los precios con “IVA incluido” o “IVA no incluido”.

·        Marcar un producto como agotado; útil cuando el stock se termina.

·        Incluso en algunos catálogos se puede personalizar el aspecto gráfico tales como:

-   Colores: de los fondos de la páginas, tablas y cuadros.

-   Botones: para la cabecera y el carrito de la compra.

-   Tipos de colores y letras.

-   Logotipo del comercio.

En todas las páginas del Catálogo está presente un buscador de productos que permite encontrar fácilmente por nombre o descripción cualquiera de los productos o servicios ofrecidos.

Los catálogos incorporan también:

·        Secciones de Ofertas y un Cuadro de Ofertas, donde presentar un producto destacado en oferta y acceder al resto.

·        Secciones de Novedades y un Cuadro de Novedades, donde presentar un producto destacado como novedad, y acceder al resto.

·        Listas de productos top, donde informar de los productos más vendidos o los primeros en un ranking determinado, o simplemente para destacarlos sobre el resto.

·        Secciones del tipo “recomiéndanos”, donde un cliente puede introducir un e-mail de otra persona recomendándole la dirección web de la tienda. Las “suscripciones”, donde un cliente puede introducir su e-mail para suscribirse en la tienda. Desde la administración de la tienda se puede enviar un mensaje a todos los clientes suscritos, con el objeto de mantenerles informados de las novedades, ofertas, noticias, etc...  

Otras características:

·        Incluyen algunas páginas típicas  como son:

-   Acerca de...: Permite al comercio hablar sobre su empresa, sus servicios, dirección...

-   Formularios de contacto: Permite a un cliente contactar con el responsable o comercial de la tienda.

¿Por qué los Catálogos Virtuales?:

  1. Prácticamente todas las empresas tienen un catálogo o folleto físico (en papel) donde muestran sus productos o servicios, pero aún no lo tienen en Internet.

  1. Podemos comparar la situación actual a la llegada del teléfono móvil. Muy pocos tenían uno hace unos años, y hoy en día tiene todo el mundo, ¡¡Incluso más de uno!!.

  1. Reduce los costos comerciales de las empresas:

    1. Menos coste que un catálogo de papel o en CD.

    2. Menos coste en atención de personal a clientes (mientras que un cliente para solicitar información telefónica, necesita ocupar una persona, con la información disponible en la red, pueden informarse mil personas a la vez)

    3. Utiliza menos recursos que el teléfono o el fax , y además, es un medio mucho más económico

    4. Más efectivo que cualquier otra publicidad (pincha y entras en la empresa directamente)

    5. Se puede acceder a él los 7 días de la semana, 24 horas

  1. El empresario podrá realizar acciones comerciales que antes le era imposible (enviar 1.000 ofertas en segundos).

  1. Es un nuevo canal, que primero rentabiliza el actual y luego se convierte en un canal propio.

  1. Es una razón de prestigio y modernidad estar hoy en Internet.

 

Ventajas de los Catálogos Virtuales frente a otros Servicios Web

  1. Los Catálogos Virtuales no son una página web, sino Sistemas Integrados de Comercialización por Internet.

  1. Son flexibles y  dinámicos: la empresa podrá mostrar su oferta de productos en cada momento, totalmente actualizada, evitando así la obsolescencia, y pudiendo mostrar las novedades en el mismo momento en que estén listas para salir al mercado.

 

Google
 

COPYRIGHT © 2007 www.redconsultoras.com
Prohibida su reproducción total o parcial,
así como su traducción a cualquier idioma
sin autorización escrita de su titular.
Escríbanos a info@redconsultoras.com